Alteraciones menstruales 

09.04.2018

Dolor abdominal, pélvico o de los pechos, malestar, irritabilidad, nerviosismo, náuseas, dolor de cabeza, tristeza, dolor de piernas, hinchazón... son muchos los síntomas asociados a la menstruación. 

En ocasiones, estos síntomas causan un malestar significativo y llevan a las mujeres a automedicarse para tratar de controlarlos, poniendo en riesgo su salud.


Recomendaciones para disminuir el malestar asociado a la menstruación 


Existen distintos factores asociados a la intensidad de estos síntomas, tanto físicos como psicológicos, y tenerlos en cuenta es importante si queremos minimizar sus efectos.

1. Consultar al médico para conocer si existe algún problema físico que origine el malestar.

2. Mejorar algunos hábitos de vida que han demostrado tener un efecto positivo sobre la sintomatología menstrual:

  • El sueño.

En muchas ocasiones tendemos a recortar horas de sueño para poder dar respuesta a la sobrecarga de tareas del día a día. Sin embargo, si sufres malestar antes o durante la menstruación es fundamental que busques otra forma de planificarte. 

Para no renunciar a una duración del sueño adecuada: priorizar y delegar pueden ser tus aliados. 

  • La alimentación. 

Las alteraciones menstruales se asocian tanto a la obesidad como al bajo peso, por tanto, cuidar tu alimentación para tener un peso adecuado puede ayudarte a mejorar lo síntomas. 

Además, ten en cuenta que los alimentos que ingieras también afectarán a la sintomatología.            

Algunos alimentos harán que te sientas más hinchada y retengas más líquidos,  por ello, es importante que limites los alimentos con alto contenido en sal o azúcar y los fritos. 

Asimismo, reduce el consumo de bebidas con cafeína, como el té y el café, pues contribuyen a los dolores de cabeza, cambios de humor e insomnio. 

  • El ejercicio.

Tanto el ejercicio físico como el yoga se han asociado con la mejora, a largo plazo, de la sintomatología asociada a la menstruación.

  • El tabaquismo.

Aunque su relación con las alteraciones menstruales es controvertida muchos expertos coinciden en señalarlo como un factor que contribuye a la aparición de dichas alteraciones.

3. Trabajar algunos aspectos psicológicos claves: la "percepción" del dolor, la ansiedad, el estrés, el insomnio, la depresión y los trastornos psicosomáticos, entre otros, contribuyen a empeorar la sintomatología asociada a la menstruación.