He sido mamá, pero no me parece todo maravilloso o sí

23.10.2018

La llegada de un bebé es una de las grandes alegrías para todas las familias. Y ser mamá una de los grandes experiencias de la vida.

Sin embargo, a veces, la mamá acaba sintiendo que algo va mal, que algo está mal en ella porque no percibe todo tan maravilloso como otras mamás le dicen que se sienten. 

Siendo realistas un bebé es también una gran responsabilidad, llantos, pañales, mirar el reloj, mirar al bebé...  muchas mamás sienten que deben llegar a todo, que deben dar a su bebé lo mejor, de la mejor forma, ¿le estoy educando bien? ¿mi bebé tiene lo que necesita? ¿debo ser más cariñosa? ¿le mimo demasiado? ¿cómo sé si realmente está enfermo y lo estoy pasando por alto algo?

Y después vienen las etiquetas, las comparaciones, los consejos de otras más o menos atinados y la idea que nos empieza a rondar por la mente "a lo mejor no soy una buena madre, si lo fuese me parecería todo maravilloso". A veces esta sensación es fruto del cansancio, de unas expectativas demasiado idealizadas sobre la maternidad.

Muchas mamás, casi por norma, acaban diciendo que todo es maravilloso con su bebé, porque es lo normal, porque es lo que toca y porque es lo que se debe decir. Sincerarte con otras madres tal vez te dé una perspectiva diferente, romper la rutina del "¿qué tal? muy bien y ¿tú?" carente tantas veces de sinceridad nos puede ayudar a encontrarnos con la mamá real que tenemos enfrente, con miedos, dudas, estrés y llena de amor y alegría por su bebé igual que tú.

Si quieres compartir tus experiencias con otras madres y profesionales, aprender sobre ti y sobre tu bebé, vivir plenamente la experiencia de la maternidad y sobre todo cuidarte y mejorar vuestro bienestar únete a nuestras mamás en alguno de nuestros talleres, grupos y actividades.