Mi hijo/a no pronuncia bien la r

02.03.2018

¿Tu hijo o tu hija tiene problemas para pronunciar la r? 

Es bastante frecuente que los niños tengan dificultades para pronunciar la r. Esto es así porque es uno de los fonemas más difíciles de pronunciar y de adquirir en el habla. 

Este fonema suele ser sustituido por l, d, t, g, o bien, puede ser directamente omitido. Por ejemplo, un niño con este problema en vez de decir rata podría decir lata, data, gata, drata...

Es de vital importancia corregir este problema a tiempo, puesto que si no es así esto puede interferir en aprendizajes posteriores como la lectura y la escritura relacionados con el fracaso escolar en primaria. 

Psicológicamente, este problema puede implicar otros aspectos como una baja autoestima y aislamiento social debido a que el niño se ve diferente, es consciente de su dificultad y, a veces, puede provocar que otros niños se burlen de él. Además, como mencionábamos más atrás, las dificultades de aprendizaje que acarrea pueden verse reflejadas en un retraso escolar o una disminución del rendimiento académico.

Por todo esto es importante acudir al logopeda, que es el profesional encargado de reeducar los procesos de articulación del habla. El logopeda determinará la causa del problema para, posteriormente, elaborar un plan de tratamiento. La duración del tratamiento dependerá del niño, de la causa y del grado de dificultad que presente. 

A pesar de que la valoración inicial debe hacerse de forma individual, para muchos niños lo más recomendable es el trabajo en grupo con otros niños con la misma dificultad. El trabajo en grupo para la r tiene algunas ventajas sobre el trabajo individual: facilita el aprendizaje, hace que sea más divertido y ameno el tratamiento con lo que los niños se mantienen más motivados y favorece la integración con sus iguales. 

María Dolores Ramiro, logopeda especializada en autismo.